domingo, 5 de febrero de 2012

Profirieron sus labios...


Profirieron sus labios ese himno gigante,
ése donde comenzaba por su nombre
y terminaba con un “te quiero” gastado.
Adornaba al viento con palabras practicadas,
con susurros que a su oído no alcanzaban;
ataviaba a la lluvia con zalemas simuladas.
Tenía bien perfeccionada la rutina:
una pregunta, un ósculo, una mirada fingida,
un abrazo, un “te amo” y un olvido al final...
Mas sus labios no lograron disfrazar
la verdad que sus ojos reflejaban
ni su piel logró ocultar el frío de su corazón,
menos aun sus besos o sus caricias
lograron engañar a su instinto.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Cuando habla el corazón
No. de registro: 03-2015-052510340800-14
Todos los derechos reservados.
Safe Creative #1202031019832

0 comentarios: