miércoles, 22 de febrero de 2012

Soledad.



Duele estar en la lobreguez de su amarga soledad
buscando y rebuscando entre las paredes de su cuarto;
mas ella ya no está ahí, no, ya no, ella ha marchado
al horizonte con el eco de la promesa de un futuro mejor.

Ahora solo le queda -tristemente, lo admite-, añorar
lo que alguna vez quiso fuera para sí,
pero que terminó solo como una ilusión más.

Y allí solo queda el vacío de su ser: en su almohada
el perfume de su cabello, 
en el colchón el relieve de su cuerpo... 

¡Qué si la tuvo y no le tuvo, si fue suya o no!
Cambió su cabello, su manera de vestir...

Esta noche ante él descansa un viejo camino,
que tantas veces ha cruzado en su pasado.
Lo andará, caminará por las calles, avenidas y bulevares...
¡Qué importa si son sin salidas!
En su vida ya no hay un sentido. 

¿Qué esperas, Muerte?

Ve a por él. ¡Llévale!
Ya se han apagado sus ganas de avanzar,
ha perdido sus colmillos,
ahora solo es un lobo 
que no puede más luchar...


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Cuando habla el corazón
No. de registro: 03-2015-052510340800-14
Todos los derechos reservados.
Safe Creative #1202201115654

sábado, 18 de febrero de 2012

Rosas negras.


Las rosas rojas, que cauterizaban con sus pétalos
las heridas que antes de ellas existieron,
ahora se han tornado negras,
negras como el mar profundo,
negras como el tiempo absurdo
que ha arrastrado al olvido
tus promesas no cumplidas.
Poco a poco han muerto sus pétalos,
han caído ya marchitos.
Y con mil hojas de alambre,
recatándose en las sombras,
tu mano atravesó mis entrañas.
Y tus mentiras valían mi vida.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Cuando habla el corazón
No. de registro: 03-2015-052510340800-14
Todos los derechos reservados.
Safe Creative #1202191107325

viernes, 17 de febrero de 2012

Verso libre.


Que el arte antiguo ya ha muerto,
que ya no hay más sonetos
tan solo tristes bocetos
que nunca tocan su puerto.

Que no existen más Quevedos,
Garcilasos ni Nerudas.
Se han rendido sus denuedos
al beso del nuevo Judas:

el llamado verso libre
que a los versos ha robado,
poco a poco, su calibre.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Cuando habla el corazón
No. de registro: 03-2015-052510340800-14
Todos los derechos reservados.
Safe Creative #1202141081767

viernes, 10 de febrero de 2012

Historia de amor.


Es la historia de un lugar, 
de un maravilloso reino,
donde una dulce Princesa 
ha cumplido ya sus sueños.

La historia de un caballero
que a caballo ha cruzado,
en busca de su amada,
cada uno de esos reinos.
Es su historia de andares, 
de tantas guerras libradas.

El comienzo de un amor,
de un amor interminable,
como pocos conocidos.
Donde no hay final feliz,
sólo el más indicado.
Donde dos enamorados
comienzan a resistir.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Cuando habla el corazón
No. de registro: 03-2015-052510340800-14
Todos los derechos reservados.
Safe Creative #1202061034911

domingo, 5 de febrero de 2012

Profirieron sus labios...


Profirieron sus labios ese himno gigante,
ése donde comenzaba por su nombre
y terminaba con un “te quiero” gastado.
Adornaba al viento con palabras practicadas,
con susurros que a su oído no alcanzaban;
ataviaba a la lluvia con zalemas simuladas.
Tenía bien perfeccionada la rutina:
una pregunta, un ósculo, una mirada fingida,
un abrazo, un “te amo” y un olvido al final...
Mas sus labios no lograron disfrazar
la verdad que sus ojos reflejaban
ni su piel logró ocultar el frío de su corazón,
menos aun sus besos o sus caricias
lograron engañar a su instinto.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Cuando habla el corazón
No. de registro: 03-2015-052510340800-14
Todos los derechos reservados.
Safe Creative #1202031019832