sábado, 21 de enero de 2012

Princesa.


Por las noches, en mis sueños,
te respiro: sigilosa y peregrina...

Te veo en el balcón de mi mente
tan bella, tan hermosa, tan radiante…
pareces dulce Princesa,
con tu vestido de nardos,
zapatos de caracolas
y la luz de las luciérnagas
enmarcando tu silueta…

Tu cabello,
regado sobre tu espalda y tu cuello,
bañando tus tersos hombros:
desemboca en tus pechos.

La luz de tu mirada,
proyectada por tus ojos,
por esos ojos fijos,
tan profundos, seductores,
apaga hoy las tinieblas
de no tenerte a mi lado.

Van tus labios de grana ardiente, 
gajos del fuego del mismo sol,
provocando que me hunda en un mar 
de desconocidas sensaciones:
valor, ansiedad, amor, entrega total…


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Cuando habla el corazón
No. de registro: 03-2015-052510340800-14
Todos los derechos reservados.
Safe Creative #1201210949984

1 comentarios:

andrea dijo...

solo pasé a dejarte saludos y decirte que a veces te pienso peo no quiero molestarte .
te llevo en mi corazon .besos.
"nada es lo que parece"