lunes, 26 de diciembre de 2011

Tu huella en mí.


A pesar de conocerte poco,
te he amado y amaré como un loco.
Y aunque los momentos que vivo contigo
son escasos y muy breves
vas dejando huella en mí...

No sé cómo decirlo,
en verdad que no sé cómo hacerlo:
Quise ser tu amigo,
pero no fue suficiente
porque quiero ser tu amante,
ése que quererte
como nadie hará.
Quiero ser el viento
que el amor a ti traerá,
ser este momento
que nunca partirá.

Por siempre te amaré
como la primera vez:
incluso cuando el cielo
pierda su belleza,
aun cuando el tiempo
te pase factura.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Palabras dormidas.
No. de registro: 03-2011-121611360400-14.
Todos los derechos reservados.

3 comentarios:

Gothic Embrace dijo...

wow ! amigo que bonito!! Me gusta mucho, es un escrito verdaderamente profundo e impactante amor puro!

Nuria Madrigal dijo...

Un amor que habla de su eterna adoración, precioso Marcos

Nuria Madrigal dijo...

Preciosa promesa de amor Marcos