martes, 25 de octubre de 2011

Encuentro.


Tomaré tu cuerpo
por rehén de mi vehemencia.
Recorreré cada molécula de ti;
cada espacio en tu ser:
comenzando por tus labios,
impregnando los míos con tu savia,
uniéndolos: peleando nuestras lenguas,
juntas, arrolladas, ferozmente,
en una pasión incontenible.
Con mis manos por tu espalda
te desprendo de tu ropa.
Mi aliento sobre tu cara,
mi respiración, lenta y pausada,
por tu cuello se desliza
susurrando mil "te quiero".
Desnudo tu alma con los ojos de la mía.
Grabadas en tus pupilas
descifro esas palabras que tanto he anhelado:
"¡Tómame! ¡Soy tuya...!"
Ya sobre tu pecho,
mis latidos se aceleran,
mi tacto tiembla al posarse
sobre tus senos desnudos.
Mis manos ansiosas,
se enredan en tus caderas,
te aprisionan más y más cerca de mí.
No hay escape. Sé bien que no lo deseas.
Sobre ti: mis dedos buscan senderos a tu vientre,
vuelan mis ansias y en tu ombligo se anidan.
Nos perdemos, nos fundimos en suspiros...
en sudor... en pasiones... en seducción…


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

5 comentarios:

Klauz dijo...

Un verso de pasión desmedida y deseos de amar, interesante, solo me hubiera gustado una metáfora mas sublime en la parte "peleando nuestras lenguas..." como una representación de una danza salvaje, no peleando. Pero igual es bueno el verso. ;)

CONNY dijo...

Hola Marco, inmensa pasion hay en tu poema, se siente una increible ensoñacion y se flota en una nube. Un beso

CONNY dijo...

Hermoso poema, lleno de una increible pasion....me encanto Marco
Un beso

Halloween dijo...

Wow,que pasional...
llevas al lector a la escena,
sera real aquello??

Priscila ♥ dijo...

Wow, Marco. Este poema es digno de admiración. Increible la pasión que pueden contener las palabras :)
Hermoso poema, me encanta.