viernes, 30 de septiembre de 2011

Ausente.


Cada noche en que la siento ausente mi corazón derrama lágrimas de sangre, y mi alma pregunta dónde está ahora. 
La voz se me quiebra al no poderle responder y solo atino a decirle que algún día ella regresará...

Y extrañando su recuerdo, anhelando sus caricias es de esta manera que sucumben una, dos, tres... noches. 
Y con su  ausencia en mi cuerpo, el sabor de sus besos en mis labios, el recuerdo de su aroma en mi piel y un dolor atenuante que palpitando en mi ser se siente invencible: me sorprende la mañana.

Cuando salgo al mundo disimulo ser feliz, intento caminar, continuar sin mirar atrás aun cuando por dentro sé que yo ya estoy roto, que soy solo un despojo de lo que solía ser… 
Va pasando el tiempo, y así de pronto, sin notarlo, ya la estoy imaginando y al hacerlo de mis ojos brota una lágrima y una más y otra... y así hasta que ya le he llorado un río entero.

Cada vez que miro al cielo en las nubes yo la pinto, en las nubes la imagino… hasta que envejecen mis días y así extrañándola, deseándola, amándola... llega la noche una vez más y todo vuelve a comenzar…



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Poema 11 -No os perdáis con el efecto...-


No os perdáis con el efecto
de mi mirar taciturno.

No esperéis lograr un turno
en corazón imperfecto
que enclaustrado como roca
para el amor ya es ausente.

Entre ecos del presente
sellada la gentil boca,
quebrándose en tus arrullos,
no permite más murmullos.

Ya vencidas las pupilas
dejan escapar su llanto
formando las largas filas
y de a poco el desencanto.

Tus caricias de mi piel
por completo se han borrado,
tu beso de dulce miel
de mis labios exiliado;

en mi oído tus promesas
de una en una han expirado,
cuanto en ellas tú expresas
mi memoria ya ha olvidado.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

martes, 27 de septiembre de 2011

Tras tus pasos.


Yace una imagen
en el fondo de mi corazón:
es la imagen de mi amor.
En fantasías le veo,
creo momentos
donde para mí vive,
vive en el alma,
respira de la pasión,
se alimenta de seducción.
Recuerdos de ti,
pensamientos en mí;
luciérnagas volando,
hojas cayendo,
danzando en un bosque
de ocres memorias.
Amor, tú lo sabes,
Amor, no lo dudes:
en la arena de mi tiempo,
en el sendero de mi espacio
siempre han sido tus pasos
los que me han guiado hasta ti...



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

martes, 20 de septiembre de 2011

Cuerpo de mujer...


Cuerpo de mujer,
alma de noche;
ojos de bruma,
boca de cielo,
labios de silencio;
tacto de fuego:
desnudas mi alma
con tus manos,
vistes mi ser
con tus besos,
me inventas
un nuevo cuerpo
en tu mirada...



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Cuando ya no estás aquí...


Cuando ya no estás aquí
mi mundo se torna gris,
sin el eco de tu voz
esta alma se parte en dos.

Cuando el mar se entinta negro
este llanto roza el cielo.
Se transforma tu silencio
en adiós por tu desprecio.

En ese instante comprendo
que hasta la calma hoy pierdo
cuando el viento aleja,
de mi ser que tanto aqueja,
la belleza de tu alma,
tus caricias de mi piel
y el sabor a dulce miel
que tus labios dan con besos.

Estrechando entre mis brazos
cada uno de tus anhelos
y llevando hasta mi pecho
tu celoso pensamiento
es que siento en mis adentros
la razón de tus caprichos,
concibiendo que sin ti
simplemente ya no puedo.




© Marco A. Ramírez A.

De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Senda (Senryū).


Senda empedrada:
la afrenta a cada paso
golpea su alma.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

lunes, 5 de septiembre de 2011

En su silencio puedo escuchar...


En su silencio puedo escuchar
lo que sus labios no logran
con palabras expresar,
lo que su corazón calla,
por orgullo o confusión,
mas que en su sigilo escapa
sin dar tiempo a explicación.

En sus ojos profundos,
cincelados en su rostro,
logro descifrar un poco
de lo que esconde su alma.

La ventana de su mente,
guardiana de mil secretos,
se me abre de repente,
como lirio sorprendido,
dejando ante mis ojos
sus más puros pensamientos.

Y a pesar de las afrentas
que golpeando van su cara
y los momentos que se alejan
llevando todo a la nada,
en la sonrisa invertida
que en sus labios se dibuja
vislumbro como aún asoma
un tenue haz de esperanza.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.