sábado, 13 de agosto de 2011

Herida.


Yace hincado en mis entrañas
el hierro de su palabra
con el que su algente lengua
abrió la herida fatal:
ancha como un cielo oscuro,
profunda cual mar impío.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Poemas de un no poeta.
No. de registro: 03-2011-062412075800-14
Todos los derechos reservados.

2 comentarios:

Luna desorbitada dijo...

Metafóricamente genial!

Ingrid dijo...

Maravilloso poema.