lunes, 9 de mayo de 2011

Su recuerdo.


Aquella noche constelada
sus labios profirieron
palabras que nunca olvidaré:
“Eres mío y yo soy tuya
hasta el final de los tiempos.”
Mas ahora, solo, embebido
en memorias ya caducas,
en pensamientos pasados de moda
y en mis viejos libros de poemas,
pregunto para mí:
-¿Qué ha sido de esas palabras?,
¿acaso han marchado 
por la senda de la noche...?,
¿o han perdido el sentido
al hundirse en la penumbra
de su ausencia?

En el momento en que se apagan las estrellas
y se encienden las luciérnagas,
que el viento arrastra,
sobre el cielo eterno,
todas mis tristes memorias
arrancando así, de este corazón,
todo rastro de su amor.
Es en ese instante
que algo interfiere con mis pensamientos;
y no atino a descifrar si es su recuerdo
o es este hórrido susurro,
hórrido y hondo susurro,
que a lo lejos reclama ya su nombre.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Poemas de un no poeta.
No. de registro: 03-2011-062412075800-14
Todos los derechos reservados.

3 comentarios:

www.corazonespoeticos.blogspot.com dijo...

Saludos estimado amigo, muy bonito blog, será un placer visitarte siempre. Me gustan tus poemas, ya tendré tiempo para leerlos más despacio.

quimeras dijo...

necios... gustamos de usar los siempre y para siempre cuando sabemos que no existen, y cuando al fin el tiempo nos lo confirma quedamos colgados de la decepción de lo que sabíamos que pasaría...

un beso

Gothic Embrace dijo...

wow!! si quede mas pasmada yo que vos, que profundidad eh!! cuando te das cuentas que aquellas palabras se quedaron es ese instante cuando y donde se dijerón, que no se llevaron fijas para siempre no se preservarón debido a un sentimiento inconsistente... un sentimiento marchito... !! y lo peor es el recuerdo ese que emboba hasta el aire que respiras.

cuidate muchisisimo, ya sabes que aqui existe alguien quien te admira y te aprecia mucho.

un abrazote.