jueves, 17 de febrero de 2011

Su adiós.


Sus memorias no me dejan 
minuto para descanso.
En vano busco remanso 
en sus ojos que se alejan.

Hoy todos nuestros momentos,
entre los recuerdos secos,
son tan solo tristes ecos
de pasados sentimientos.

Tan lejano es el camino
que mi musa ya ha tomado,
sin olor y amargo el vino

que en mis labios ha dejado,
ella que fue mi destino,
que al horizonte ha marchado.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos. Volumen II.
No. de registro: 03-2011-032212383200-14
Todos los derechos reservados.

3 comentarios:

J.ORS,H. dijo...

Hola Marco. Encuentro una nueva percepción tras el cambio de tu último verso, aunque no sé si gracias a él, o simplemente antes no fui capaz de verlo. Ahora veo claro que ella no abandona voluntariamente a la persona que le ama; ella muere…..
Una vez más debo decirte sinceramente que me gusta lo que haces.
Un cordial saludo.

(`*•.¸ •๋● Àńĭ •๋●¸.•*´) dijo...

Es profundo =)
ya sabes que me gusto, aunque no comparto el sentimiento (creo que mi mente esta bloqueada)

Saludos!!

Conny dijo...

Hermoso poema, triste pero son tus sentimientos o tus recuerdos. Un beso, y otro y otro.