miércoles, 12 de enero de 2011

Sé que todo cuanto ves...


Sé que todo cuanto ves
parece estar al revés
–lo que antes estaba arriba
hoy debajo ya se estiba–;

que el canto del ruiseñor
ha perdido su candor,
silenciado por las dudas
de mañanas taciturnas.

Palidece el triste ocaso
bajo aquel borroso trazo
de una desdichada flor,
que hoy ha perdido su olor.

Sobre tu alma la malicia
va y cierne una cruel caricia,
mas no importa la tristeza
ni si en ti existe flaqueza,

con un poco de esperanza,
paso firme y entereza,
anidando sobre tu alma,
llegará un mejor mañana;

y así será que ilusiones
hinchen hoy los corazones,
y a tu vida vuelva ya
lo que alegría le da.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos.
No. de registro: 03-2011-020810375700-01
Todos los derechos reservados.

4 comentarios:

Joyce M. Medina Celi dijo...

"Palidece el triste ocaso
bajo aquel borroso trazo
de una desdichada flor,
que hoy ha perdido su olor"

Hermosoooooooooooooo
:D

schattendernacht dijo...

Me encanta este poema, en serio esta muy bonito... que lindo escribes..

Conny dijo...

Hola Marco

Que bonito poema me encanta leerte.

Un beso

Conny dijo...

Triste poema, pero mañana sera otro dia.
Lo mejor esta por venir.

Un beso