domingo, 30 de enero de 2011

Como el mar contra la roca...


Como el mar contra la roca
tus labios van a mi boca.
Como la abeja a la miel
son mis besos a tu piel.

Como la espina a la rosa
soy guardián de tu belleza,
en tus labios de cereza
la poesía y la prosa.

Como susurro en el viento
mis palabras con esmero,
al mezclarse con tu aliento,
toman forma de un te quiero.

Como palomas en vuelo
el hálito de tu ser
va trazando sobre el cielo
el próximo amanecer.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos. Volumen II.
No. de registro: 03-2011-032212383200-14
Todos los derechos reservados.

jueves, 27 de enero de 2011

Sobre la orilla del tiempo.


En ocasiones me siento
sobre la orilla del tiempo:

Miro andar las decepciones
y caer las ilusiones;
con los ecos de los años
morir todos los anhelos.

Oigo dar a la bondad
quejas ahogadas en sal
y a la mezquina maldad
carcajadas sin igual.

Hablo con el viejo otoño
y con el canoso invierno;
con la triste primavera,
que nueva ocasión espera,
y aquel distante verano
ya por todos olvidado.

Veo otro año más pasar
y el mundo sigue igual:

Todo continúa hundido
en la miseria y el dolor.
Pareciera que ha partido
de sus mentes la razón;

la avaricia y podredumbre
siguen infectando al hombre...
Y aun así tengo esperanza,
así creo en esta raza.




© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos. Volumen II.
No. de registro: 03-2011-032212383200-14
Todos los derechos reservados.

lunes, 24 de enero de 2011

Lluvia de enero (Senryū).


Lluvia de enero,
le atrapó sin paraguas:
lavó sus miedos.


© Marco A. Ramírez A.

De mi obra: Escritos, poemas y versos. Volumen II.
No. de registro: 03-2011-032212383200-14
Todos los derechos reservados.

viernes, 21 de enero de 2011

En sus ojos se pierde el cielo...


En sus ojos se pierde el cielo,
con una mirada el mundo entero.
Sobre su piel va el recuerdo
de todos los días de enero.

Su pelo esconde a la luna,
sus mejillas las auroras;
el sol baja y se acomoda
en la curva de sus caderas.

En las grietas de sus labios
anidan las alegrías,
con su lengua se desnudan
las pasiones y anhelos.

Sus manos labran el viento
con destellos de ilusiones.
Sus pies marcan el sendero
donde van los corazones.

El tiempo, en su andar,
encuentra sobre sus brazos
esos cálidos remansos
donde al fin descansar...

Es Princesa entre mujeres,
la más bella de las flores;
es musa de porcelana,
aquella que roba el alma.

Y aun si usara mil estrellas
o el cielo cual papiro,
no me alcanzaría el tino
para describirla a ella.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos. Volumen II.
No. de registro: 03-2011-032212383200-14
Todos los derechos reservados.

miércoles, 19 de enero de 2011

Entre noches consteladas...


Entre noches consteladas
y auroras de azucenas
las estrellas engalanan
los lunares de mi cara,
el mirlo de mi ventana
entona su dulce canto;
confabula con el viento
para así inspirar mi pluma,
la que sobre trozos de alma,
con destellos de luciérnagas,
de la luna pinceladas,
los colores de las flores
y la espuma de los mares,
va esculpiendo sentimientos
convertidos hoy en versos.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos. Volumen II.
No. de registro: 03-2011-032212383200-14
Todos los derechos reservados.

domingo, 16 de enero de 2011

Haiku IV.


El cuervo al Sol
en su vuelo cubrió:
noche temprana.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Poemas de un no poeta.
No. de registro: 03-2011-062412075800-14
Todos los derechos reservados.

miércoles, 12 de enero de 2011

Sé que todo cuanto ves...


Sé que todo cuanto ves
parece estar al revés
–lo que antes estaba arriba
hoy debajo ya se estiba–;

que el canto del ruiseñor
ha perdido su candor,
silenciado por las dudas
de mañanas taciturnas.

Palidece el triste ocaso
bajo aquel borroso trazo
de una desdichada flor,
que hoy ha perdido su olor.

Sobre tu alma la malicia
va y cierne una cruel caricia,
mas no importa la tristeza
ni si en ti existe flaqueza,

con un poco de esperanza,
paso firme y entereza,
anidando sobre tu alma,
llegará un mejor mañana;

y así será que ilusiones
hinchen hoy los corazones,
y a tu vida vuelva ya
lo que alegría le da.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos.
No. de registro: 03-2011-020810375700-01
Todos los derechos reservados.

Falso ángel.


Es su lengua un puñal,
su palabra cual espada
asesta un golpe fatal,
hiere hondo sobre tu alma.

El engaño es un final
que ella conoce muy bien.
Es su verbo el de una infiel
que sólo sabe engañar.

Son sus besos el veneno
que mata las ilusiones.
Sus manos, con gran empeño,
destruyen los corazones:

víboras son sus caricias,
crueles dagas son sus dedos.
La traición está en sus letras
e incluso por sus cabellos.

Es de amor un falso ángel,
tomando cuanto desea:
acicala su plumaje,
y marcha con alegría.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos.
No. de registro: 03-2011-020810375700-01
Todos los derechos reservados.

domingo, 9 de enero de 2011

Haiku III.


Luz de mañana:
los árboles despiertan,
flores bostezan.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos.
No. de registro: 03-2011-020810375700-01
Todos los derechos reservados.

viernes, 7 de enero de 2011

Presa (Senryū).


Un hombre pesca.
En el lago vacío,
él es la presa...




© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos.
No. de registro: 03-2011-020810375700-01
Todos los derechos reservados.

miércoles, 5 de enero de 2011

Comienza el futuro (Tanka)



Danzan las hojas
con el vaivén del viento.
Un hombre observa
caer la última de ellas:
inicia un nuevo ciclo.




© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos.
No. de registro: 03-2011-020810375700-01
Todos los derechos reservados.

martes, 4 de enero de 2011

La noche calla (Haiku).



La noche calla,
entre rayos de aurora,
a su fin llega.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos.
No. de registro: 03-2011-020810375700-01
Todos los derechos reservados.

lunes, 3 de enero de 2011

Poema 08 -De mis sueños eres real...-


De mis sueños eres real,
eres clara y tan precisa.
La de cabellos de oro
y brillante piel de nácar.

Sendero de sentimientos
poblado por los ilógicos;
ninfa de bosques oníricos,
de profundos ojos claros
y estrellas en su mirar,
quien solo con un intento
mi alma abre de par en par.

Emerges de mis sentidos
como brisa en primavera,
entre rosas y azucenas
por caminos invertidos.

Como el mar eres indómita;
como una noche de luna,
delicada y taciturna,
perfume de los jazmines,
la más bella de las flores;
la mujer que al despertar
llenará mi realidad...



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos.
No. de registro: 03-2011-020810375700-01
Todos los derechos reservados.