lunes, 26 de diciembre de 2011

Tu huella en mí.


A pesar de conocerte poco,
te he amado y amaré como un loco.
Y aunque los momentos que vivo contigo
son escasos y muy breves
vas dejando huella en mí...

No sé cómo decirlo,
en verdad que no sé cómo hacerlo:
Quise ser tu amigo,
pero no fue suficiente
porque quiero ser tu amante,
ése que quererte
como nadie hará.
Quiero ser el viento
que el amor a ti traerá,
ser este momento
que nunca partirá.

Por siempre te amaré
como la primera vez:
incluso cuando el cielo
pierda su belleza,
aun cuando el tiempo
te pase factura.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Palabras dormidas.
No. de registro: 03-2011-121611360400-14.
Todos los derechos reservados.

sábado, 24 de diciembre de 2011

Invierno (Haiku).


Vistiendo al monte,
ladrón de girasoles,
llega el invierno. 



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Palabras dormidas.
No. de registro: 03-2011-121611360400-14.
Todos los derechos reservados.

martes, 20 de diciembre de 2011

Sé.


Sé cómplice del amor,
el fin de todo el dolor.
Mi Diosa de la pasión.
Falsete de mi canción.

Sé la musa de mi verso,
la nereida de mi mar.
El verbo otrora disperso
y una razón para estar.

En los instantes de abril
el viento de mi molino,
de cada noche febril
la guía de mi camino,

el sendero de mis pasos,
brújula en mi travesía;
de mi cielo los ocasos
cuando muere cada día.

Sé la gloria prometida,
el alma hecha a mi medida.




© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Palabras dormidas.
No. de registro: 03-2011-121611360400-14.
Todos los derechos reservados.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Cuando estoy contigo...


Cuando estoy contigo
el sendero que hay entre los dos
se hace ya más corto;
el horizonte de tu cuerpo
se desnuda ante el roce de mis manos.
El desierto de mi corazón
se llena de lluvia.
Mis ojos se van poblando
de miles de girasoles.
El espacio entre mis besos
y la curva de tu boca
va llenándose en tu aliento
y cual dulce mariposa 
tus labios se van posando 
en las grietas de los míos
libando desde mi alma
el dolor ya tan añejo.





© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Palabras dormidas.
No. de registro: 03-2011-121611360400-14.
Todos los derechos reservados.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Si tú no estás aquí.


Si tú no estás aquí:

Ennegrece enhiesto sauce
al rumor de tu caricia.
Las nubes hoy pastorean,
dispersas y confundidas,
horizontes sin auroras.

Vaga errante el recuerdo
de una lágrima vertida
y el aplauso no brindado
palidece entre mil ecos.

A lo lejos las estrellas
van perdiendo el equilibrio
y resbalan de la noche.

Plañen los viejos instantes
que se ha llevado el otoño
y aquellos tristes cerezos
que la primavera no ha tocado.

Y la luna confundida,
con su vestido de nardos,
se olvida de salir,
las olas más no se rizan,
los girasoles se esconden,
las luciérnagas se apagan
y los grillos enmudecen.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Palabras dormidas.
No. de registro: 03-2011-121611360400-14.
Todos los derechos reservados.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Amor eterno.


Amor eterno juramos,
entre tú y yo,
y ahora pienso hacerlo
también ante Dios:
rindiendo ante ti mi honor,
dispuesto a todo,
a entregarte cuanto soy
y en cada día amarte
como toda una vida.
Ver cada otoño
pasar a través de tus pupilas,
a las primaveras
esconderse en tus sonrisas,
todos los veranos
deslizarse en tu figura
y cada invierno
derretirse en tu cuerpo...



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Palabras dormidas.
No. de registro: 03-2011-121611360400-14.
Todos los derechos reservados.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Llegaste tú.


En el efímero camino
que en esta vida yo he andado
escruté hondo en lo incierto de la noche,
oteé bajo el manto de la luz,
que se curva sobre el cielo,
buscando entre los escombros
de lo que solía ser un corazón
un rastro de aquello
que otrora le hizo palpitar.
Sobre el filo de la luna,
deshojando las estrellas,
cavilé largas horas, absorto, inmerso
en mis propios pensamientos,
bebiendo, de la copa del pasado,
los sorbos de añejas memorias.
Y esa mohína realidad
pensé la prisión de mi espíritu
por siempre sería,
mas queda y harto grácil,
sin preguntar
ni dejar asomo de duda,
a mi vida arribaste tú,
tú quien eres la que roza
la más clara perfección,
quien ostenta en su cuerpo
el océano de la noche,
donde bogan las estrellas
y se hunden mis miradas;
la que entrega en racimos
felicidad y alegrías,
y tala los negros pinos
donde anida la tristeza.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Palabras dormidas.
No. de registro: 03-2011-121611360400-14.
Todos los derechos reservados.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Pálidos recuerdos...


Pálidos recuerdos
de una vida que a pie
por el bulevar crucé
atando en cada esquina
un deseo que esperé
no terminara en el suelo.
Mis anhelos yo perdí
en tu blusa azul y grana,
siguiendo
la estela de tus pasos
hacia ningún lugar,
y hoy conmigo
solo va la soledad.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Palabras dormidas.
No. de registro: 03-2011-121611360400-14.
Todos los derechos reservados.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Ojos miel.


Mis pupilas hundidas
en sus ojos color miel
libando cada haz de vida
que escapa en su pestañear.

Mirada profunda,
ojos coquetos,
abanicos sus pestañas,
sus cejas un par de broches
de ornato otoñal.

De sus labios grana ardiente
son sus roces mis delirios,
esa rubia cabellera,
que de oro son espigas,
va vistiendo las montañas
que se erigen en su pecho.

Planeando más al sur
bajo el cielo de su vientre,
que une su sur y norte,
yace el fértil campo
donde germinan, sin prisa,
semillas de mi pasión.

Y avanzando al horizonte
se encuentra a paso elevado,
escondida entre sus muslos,
esa puerta que es guardiana
del camino al paraíso...



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Poemas de un no poeta.
No. de registro: 03-2011-062412075800-14
Todos los derechos reservados.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Deseos (Soneto).


Hoy deseas entregar sus poemas
al abrasador cobijo del fuego,
esperando así borrar los problemas
y todo el dolor de aquel triste "juego".
 
Olvidar por completo ya su nombre,
arrancar sus letras del corazón;
no ser más su juguete y ser el hombre
que camine de nuevo con tesón.

Borrar su vaho y caricias de tu piel,
mirar una vez más al cielo azul;
dejar su recuerdo de amarga hiel.

Bajo la sombra de un viejo abedul
dejar sus te quiero y amor infiel
enterrados por siempre en un baúl.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Una vida por amor...


Una vida por amor,
un amor para una vida;
una lágrima en el corazón,
un corazón por cada lágrima;
un pasado sin razón,
una razón sin pasado;
un mundo hoy sin color,
un color para su mundo;
una muerte en soledad,
la soledad de su muerte
presente en su realidad,
realidad de su presente.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Siempre.


Siempre de ti,
como a la verdad es la razón,
como el Sol siempre da calor:
así soy de ti…

Siempre voy a amarte,
como la Tierra siempre ha de girar,
como los cometas en su eterno vagar:
así voy a amarte…

Eternamente te perteneceré,
como a los mares los peces pertenecen,
como los montes se visten de verde:
así de ti siempre seré…

Eterno enamorado de ti,
como la Luna se refleja en los océanos,
como en ellos navegan los sueños:
así de ti, enamorado sin fin…


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

domingo, 30 de octubre de 2011

Presagio.


En el estío musita al viento
el murmullo de una voz
confundida, cual ola
que a la playa viene
próxima a callar,
rompiendo contra mi oído
anuncia el rumor
de tu existencia.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Noche sin ella.


Esas largas madrugadas
en que asomo a mi balcón,
la brisa, impregnada
con su dulce aroma,
desliza sobre mi cara
e incrusta en mis mejillas.
El silencio de las auroras,
el eco de las estrellas,
el tenue resplandor de la Luna,
reflejado en el espejo
de la noche;
los grillos silenciados
y el murmullo de su adiós:
avivan a mis memorias.
Esperando su regreso
enciendo un cigarrillo
y como a él
fumo su recuerdo;
como agua de arroyo
bebo sus ausencias,
y cual fruta madura
devoro sus pecados…


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

martes, 25 de octubre de 2011

Encuentro.


Tomaré tu cuerpo
por rehén de mi vehemencia.
Recorreré cada molécula de ti;
cada espacio en tu ser:
comenzando por tus labios,
impregnando los míos con tu savia,
uniéndolos: peleando nuestras lenguas,
juntas, arrolladas, ferozmente,
en una pasión incontenible.
Con mis manos por tu espalda
te desprendo de tu ropa.
Mi aliento sobre tu cara,
mi respiración, lenta y pausada,
por tu cuello se desliza
susurrando mil "te quiero".
Desnudo tu alma con los ojos de la mía.
Grabadas en tus pupilas
descifro esas palabras que tanto he anhelado:
"¡Tómame! ¡Soy tuya...!"
Ya sobre tu pecho,
mis latidos se aceleran,
mi tacto tiembla al posarse
sobre tus senos desnudos.
Mis manos ansiosas,
se enredan en tus caderas,
te aprisionan más y más cerca de mí.
No hay escape. Sé bien que no lo deseas.
Sobre ti: mis dedos buscan senderos a tu vientre,
vuelan mis ansias y en tu ombligo se anidan.
Nos perdemos, nos fundimos en suspiros...
en sudor... en pasiones... en seducción…


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

lunes, 24 de octubre de 2011

Volver.


Tu mundo, en un dos por tres,
ha quedado ya al revés
y todo cuanto hoy tú ves
es solo un esbozo cruel
de lo que solía ser.

Mas tal como en primavera
tantos campos reverdecen,
así será en nuestra vida
que ilusiones nos regresen
a ese instante en tu mirada
donde se perdía el cielo
y tu fulgente sonrisa
por completo socavaba
a la tristeza y el miedo.

Regresar a ese momento
donde no estábamos locos,
cuando sueños y deseos
culminabas con tus besos.

A ese tiempo volveremos,
Nena, tenlo por seguro.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

jueves, 20 de octubre de 2011

Luna de otoño (Haiku).


Luna de otoño,
inspiración del bardo.
Sol de la noche.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

lunes, 17 de octubre de 2011

Cuántas veces.


Cuántas veces deshojé mis sueños
por la mujer que ofrecía
ramilletes de ilusiones.

Cuántas veces dejé mis anhelos
por cumplir las alegrías
de quien no me daba opciones.

Cuántas veces bajé las estrellas
y la Luna confundida
a quien no lo merecía.

Cuántas veces soporté las penas
de las lágrimas ajenas
que en mi corazón caían.

Cuántas veces expiró en su oído
el susurro que entregaba
con el sigilo del viento.

Cuántas veces escribí en sus ojos
las palabras que sangraba
para ella con cada verso.

Cuántas veces yo la amé en silencio,
cuántas no lo hizo ella.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

domingo, 16 de octubre de 2011

Niño (Senryū).


Niño con alas,
torbellino sin calma:
madre apurada.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.



Este poema lo publiqué anteriormente en Poemas del alma el día 13 de octubre de 2011.
Si desean visitar la entrada en dicho foro les dejo el enlace.

sábado, 15 de octubre de 2011

Me faltas tú.


Tú que habitas
en el fondo
de mis sentimientos,
que explicas
con un solo suspiro
todos los momentos
de felicidad y arrebato.

Esperar tu regreso cada día
es, en mí, una lenta agonía
y el recuerdo constante
de no saberte conmigo
se cimbra en mi mente
y no me deja un segundo...

Lucho incesante
por a mi lado mantenerte,
y para mi historia
seas el infierno y la gloria,
lo bueno y lo malo,
la vida y la muerte.
Convertirte en mi mundo
solo tú lo has conseguido,

Me has mostrado la diferencia
entre el amor y la creencia,
dándole valor a una caricia
y con el color de tu sonrisa
luz a mi existencia...

Tanto trato de decirte
con tan poco;
trato de amarte
incluso contra el tiempo...



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.


Este poema lo publiqué anteriormente en Poemas del alma el día 12 de octubre de 2011.
Si desean visitar la entrada en dicho foro les dejo el enlace.

martes, 11 de octubre de 2011

Su ausencia.


En donde sus manos claman su esencia
el labio taciturno de su pecho
yace ante el eco de su adiós maltrecho:
presa del abandono y la creencia.

Donde el terror impío de su ausencia
va hiriendo su alma cual crueles saetas;
las plumas, en llanto, de los poetas
bramando reclaman hoy su presencia.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.


Este poema lo publiqué en Poemas del alma el día 11 de octubre de 2011.
Si desean visitar la entrada en dicho foro les dejo el enlace.

lunes, 10 de octubre de 2011

Palabras.


Eres mi Princesa, musitan las flores,
auroras salobres te hacen reverencias.
Mis ansias te pintan en mis fantasías.
He soñado contigo en mundos de amapolas,
purpúreas estrellas, caricias desnudas…

Despacio te quiero tomar en mis manos,
te quiero, en silencio, beber con los labios.
Me gustas, Morena, me gustas serena;
me gusta perderme en tu pelo de noche.
Quisiera besarte descalza en la Luna,
desnuda en la playa: tu cuerpo es espuma,
mi tacto es el mar.

Deseo estar contigo, no importa el camino:
sean valles, montañas, sean lagos o ríos,
el sol o el espacio, el hades, los campos elíseos...
Si tengo un hado sé que ése eres tú.

Rogaré a mis fuerzas ser digno de ti,
cumplir tus anhelos, vencer tus temores,
velarte en tus sueños, dedicar mi vida a hacerte feliz.
En forma de luceros trocitos de mi alma,
mi ser y mi esencia dejar en la tuya.

Descuelgan de mi lengua, en hilos de plata,
dos tenues murmullos, luchan contra el viento,
alcanzan tu oído diciendo un "te amo".

Me rindo a tu figura, me rindo a tu aroma,
a tus sentimientos, tu grado de mujer…
Te envuelvo en mis brazos, te acerco a mi pecho.
Tu mirada esquiva a la mía que la busca,
tu boca y mi boca -casuales encuentros-.
La voz me traiciona, escapan las palabras…


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.


Este poema lo publiqué en Poemas del alma el día 10 de octubre de 2011.
Si desean visitar la entrada en dicho foro les dejo el enlace.
http://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-136729

miércoles, 5 de octubre de 2011

El color de los anhelos...


El color de los anhelos
en tu mirada ha tornado,
el misterio de la mar
ha anidado en tu cabello,

el canela de la tierra
barniza tu piel de arcilla,
el  perfume de las flores
exhalado por tu aliento.

De fragmentos de la Luna
se encuentran hechos tus ojos,
manzanas y caramelos
incrustan tus labios rojos.

De rocío y blanca espuma
se han tejido ya tus manos.
Entre pétalos y polen
emergen tus suaves pechos,

algodón y piel tisú
envuelven tu terso vientre,
de corolas se han forjado
tus piernas y tus tobillos.

Tus pies marcan el camino
donde van los corazones…
Tu cuerpo de noche y bruma
de mí mismo es el destino.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

domingo, 2 de octubre de 2011

En el horizonte que se curva...


En el horizonte que se curva
ante el dejo de su ausencia
y en el cielo que se entinta,
al morir el Sol, de grana:
los girasoles se esconden,
las luciérnagas se apagan,
se encienden las decepciones
y los cisnes muertos yacen
sobre estanques de traiciones.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

viernes, 30 de septiembre de 2011

Ausente.


Cada noche en que la siento ausente mi corazón derrama lágrimas de sangre, y mi alma pregunta dónde está ahora. 
La voz se me quiebra al no poderle responder y solo atino a decirle que algún día ella regresará...

Y extrañando su recuerdo, anhelando sus caricias es de esta manera que sucumben una, dos, tres... noches. 
Y con su  ausencia en mi cuerpo, el sabor de sus besos en mis labios, el recuerdo de su aroma en mi piel y un dolor atenuante que palpitando en mi ser se siente invencible: me sorprende la mañana.

Cuando salgo al mundo disimulo ser feliz, intento caminar, continuar sin mirar atrás aun cuando por dentro sé que yo ya estoy roto, que soy solo un despojo de lo que solía ser… 
Va pasando el tiempo, y así de pronto, sin notarlo, ya la estoy imaginando y al hacerlo de mis ojos brota una lágrima y una más y otra... y así hasta que ya le he llorado un río entero.

Cada vez que miro al cielo en las nubes yo la pinto, en las nubes la imagino… hasta que envejecen mis días y así extrañándola, deseándola, amándola... llega la noche una vez más y todo vuelve a comenzar…



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Poema 11 -No os perdáis con el efecto...-


No os perdáis con el efecto
de mi mirar taciturno.

No esperéis lograr un turno
en corazón imperfecto
que enclaustrado como roca
para el amor ya es ausente.

Entre ecos del presente
sellada la gentil boca,
quebrándose en tus arrullos,
no permite más murmullos.

Ya vencidas las pupilas
dejan escapar su llanto
formando las largas filas
y de a poco el desencanto.

Tus caricias de mi piel
por completo se han borrado,
tu beso de dulce miel
de mis labios exiliado;

en mi oído tus promesas
de una en una han expirado,
cuanto en ellas tú expresas
mi memoria ya ha olvidado.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

martes, 27 de septiembre de 2011

Tras tus pasos.


Yace una imagen
en el fondo de mi corazón:
es la imagen de mi amor.
En fantasías le veo,
creo momentos
donde para mí vive,
vive en el alma,
respira de la pasión,
se alimenta de seducción.
Recuerdos de ti,
pensamientos en mí;
luciérnagas volando,
hojas cayendo,
danzando en un bosque
de ocres memorias.
Amor, tú lo sabes,
Amor, no lo dudes:
en la arena de mi tiempo,
en el sendero de mi espacio
siempre han sido tus pasos
los que me han guiado hasta ti...



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

martes, 20 de septiembre de 2011

Cuerpo de mujer...


Cuerpo de mujer,
alma de noche;
ojos de bruma,
boca de cielo,
labios de silencio;
tacto de fuego:
desnudas mi alma
con tus manos,
vistes mi ser
con tus besos,
me inventas
un nuevo cuerpo
en tu mirada...



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Cuando ya no estás aquí...


Cuando ya no estás aquí
mi mundo se torna gris,
sin el eco de tu voz
esta alma se parte en dos.

Cuando el mar se entinta negro
este llanto roza el cielo.
Se transforma tu silencio
en adiós por tu desprecio.

En ese instante comprendo
que hasta la calma hoy pierdo
cuando el viento aleja,
de mi ser que tanto aqueja,
la belleza de tu alma,
tus caricias de mi piel
y el sabor a dulce miel
que tus labios dan con besos.

Estrechando entre mis brazos
cada uno de tus anhelos
y llevando hasta mi pecho
tu celoso pensamiento
es que siento en mis adentros
la razón de tus caprichos,
concibiendo que sin ti
simplemente ya no puedo.




© Marco A. Ramírez A.

De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Senda (Senryū).


Senda empedrada:
la afrenta a cada paso
golpea su alma.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

lunes, 5 de septiembre de 2011

En su silencio puedo escuchar...


En su silencio puedo escuchar
lo que sus labios no logran
con palabras expresar,
lo que su corazón calla,
por orgullo o confusión,
mas que en su sigilo escapa
sin dar tiempo a explicación.

En sus ojos profundos,
cincelados en su rostro,
logro descifrar un poco
de lo que esconde su alma.

La ventana de su mente,
guardiana de mil secretos,
se me abre de repente,
como lirio sorprendido,
dejando ante mis ojos
sus más puros pensamientos.

Y a pesar de las afrentas
que golpeando van su cara
y los momentos que se alejan
llevando todo a la nada,
en la sonrisa invertida
que en sus labios se dibuja
vislumbro como aún asoma
un tenue haz de esperanza.


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

miércoles, 31 de agosto de 2011

Contigo todo se irá.


Sobre tu piel se irán las caricias
que con esmero esculpí,
en tus senos la dulce savia
que alimentaba a mis ansias
y en tus labios las palabras
que en silencio pronuncié.

En tu boca irá el jolgorio
de saberte para mí,
y a la mía el silencio apresará
cuando tú no estés aquí.

Entre tu pelo irán las alondras
que en mi pecho anidaban,
en tus manos los acordes
que en mi alma se tocaban,
y los trazos que al hado
un sendero dibujaban.

Tras tus pasos se irán mis alegrías,
mis tardes, mis noches y mis días...
Contigo se marcha todo,
todo aquello que me hacía sonreír,
lo que de tajo arrancaba
la tristeza de mi ser
y que con un solo beso
el dolor en mí apagaba...

Con tu adiós muere el destino
que en ti misma yo anhelaba
y gana el cruel presagio
de saberte a mí negada.




© Marco A. Ramírez A.

De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

jueves, 25 de agosto de 2011

Hoy tu mano yo tomar...


Hoy tu mano yo tomar 
inventando una excusa;
circundar con mi silueta
el relieve de la tuya;
con pinceladas de tus pupilas
nuestra luna dibujar,
fundir esta luz de sol
al rumor de tus caderas.
Mis labios 
a la curva de los tuyos
sin permiso amoldar;
de tus ojos 
mi vista ya no desviar
y solo a ti mirarte;
en tu cabello concentrar
ramilletes de luceros
y con las luces de enero
decirte: “Hoy más te quiero.”


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

domingo, 21 de agosto de 2011

Poema 10 -De tus labios...-


De tus labios yo libar
dulce néctar sabor miel,
en las noches extasiar 
cada poro de tu piel;

bogar en los bravos mares
que se forman en tus ojos
y anclar sobre los lunares
de indómitos labios rojos. 

Con mi tacto dibujar
el relieve en tu figura,
mi vehemencia a conquistar
tu corazón con bravura.

Dulce vientre de corolas
y de espigas tu cabello.
Vestida con amapolas
y con un tenue destello.

Bañando tus tersos senos
luz de luna misteriosa:
ante mis ojos serenos
te me abres cual mariposa.

Tu cuerpo de mar y arena,
envuelto por blanca espuma,
va rindiendo ya esta pena
a tu alma de noche y bruma...



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.

viernes, 19 de agosto de 2011

Nada como tú.


Puedo redactar cientos de líneas,
esbozar tu silueta sobre dunas,
con el hálito de la brisa de mis ansias
disipar cada una de tus dudas,
cobijar con el manto de mis noches
tus anhelos y sueños errantes,
escribir tu hermoso nombre
sobre las hojas de los árboles...

Puedo decir que todo es más hermoso
cuando se refleja en tus ojos,
que tu mirada es capaz
de al universo entero iluminar,
que tus labios crean edenes
cuando recorren los bosques
de nuestras ilusiones y pasiones,
que con sólo escuchar tu voz
todo mi mundo se llena de luz,
decir que yo vuelvo a ser feliz
cuando tú estás junto a mí...

Pero...

¿Cómo te puedo explicar que no hay nada como tú?





© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Palabras dormidas.
No. de registro: 03-2011-121611360400-14.
Todos los derechos reservados.

martes, 16 de agosto de 2011

Caricias desnudas.




Desprenderte de tu ropa poco a poco,
explorando cada rincón de tu cuerpo,
con mis manos hurgando
y la mirada a tu alma desnudando,
mis labios cruzando tus poros
 y mis ganas humedeciendo tus ansias.

Acercarte hasta mí
y que el calor de mi ser 
se enrede entre el tuyo,
y el aroma de tu piel
con el mío se mezcle.

Besar con vehemencia de tu frente a tus pies:
en tu ombligo acallar a todas mis decepciones
y debajo de tu vientre alimentar todas mis pasiones...

Tú gritando a mi oído tantas cosas de amor,
tu voz salpicando cada uno de mis sentidos:
atrapando así mi mente, segando a la impaciencia,
avivando los deseos...

Nuestros cuerpos danzando:
se entrelazan las piernas,
los labios se funden,
las miradas se pierden,
las manos descargan...

Mi lengua sobre tus senos
reclamando va tu savia.
Me aprietas contra tu pecho, me pides no pare,
imploras te tome y te muestre el cielo.
Te digo que no hay otra cosa que desee hacer.

Mi sexo te busca, como una espada a la roca
atraviesa el umbral que se esconde entre tus muslos.
Te sientes vencer por el éxtasis de este momento.
Mi esencia en tus entrañas... tus uñas sobre mi espalda
deslizan, desgarran... se empapan de amor.

Unidos los dos, dejamos de serlo
y nos fundimos en uno solo.
En una noche sin sueño...




© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: El silencio de mi voz.
No. de registro: 03-2011-112212335300-14
Todos los derechos reservados.