viernes, 5 de noviembre de 2010

Desde que llegaste.



Desde que llegaste no le temo al tiempo,
me has dado tu amor, ese gran cariño,
desde que me amaste se marchó el pasado,
me hace hombre completo el poder ser tuyo;

desde que llegaste cada noche es más larga,
la luz más brillante, el viento más suave...
Desde que te tengo esta vida es poca
para amarnos tanto, para decirnos leve...

Hoy te prometo, yo, mi vida
dártela entera,
ser el sustento de la tuya
de tal manera...
En cada noche bella,
sobre la Luna,
amor eterno
entre luceros...

Desde que llegaste cada día es más bello;
mi alma suspira, mi corazón se aviva;
desde que te vi sé que eres lo que quiero,
tenerte en mis brazos, hacerte mi vida...

desde que llegaste no hay más dolor,
voy viendo lento cada día en color.
Desde que despierto miro fijamente
tus ojos profundos, tu mirada amante…

Hoy te prometo, yo, mi vida
dártela entera,
ser el sustento de la tuya
de tal manera...
En cada noche bella,
sobre la Luna,
amor eterno
entre luceros...

Desde que llegaste todo en mí cambió:
se fueron las dudas, me llené de amor.
Desde que te amé algo se encendió,
todo el mal partió, solo hay pasión.

 Hoy te prometo, yo, mi vida
dártela entera,
ser el sustento de la tuya
de tal manera...
En cada noche bella,
sobre la Luna llena,
amor eterno
entre luceros...

Decirte en silencio
cuánto te quiero...
Explicarte en versos
cuánto es que te amo...





© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Palabras dormidas.
No. de registro: 03-2011-121611360400-14.
Todos los derechos reservados.

0 comentarios: