domingo, 17 de octubre de 2010

Siempre en mí


Te he metido en lo más profundo
de mi corazón y lo he cerrado
para que ya nadie pueda entrar,
me he deshecho de la llave en el mar
de tus caricias, en el cielo de tus besos;
pues con estos versos hoy te demuestro
que mi amor por ti es sincero...
Y cuando yo muera, te amaré
aun más en la eternidad, ahí te esperaré
y ese momento en que tú llegues
yo te buscaré entre esas calles,
entre la enorme multitud
y al momento en que te encuentre
de mis trémulos labios un beso
a los tuyos mandaré.
Y no importará el pasado
ni si otros labios has besado…
pues ahí eternamente viviremos,
como dos tontos reiremos...
de testigos tendremos al Sol y a la Luna
y el universo infinito será nuestra cama...
Ya no existirá más el dolor,
ni tiempo de separación...
ni dudas ni traiciones;
sólo dos enamorados corazones
y por fin seremos tan felices,
pues no habrá más amaneceres grises,
solamente amor puro y leal
para toda la eternidad...



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos.
No. de registro: 03-2011-020810375700-01
Todos los derechos reservados.

1 comentarios:

J.ORS,H. dijo...

Me encanto la lectura de este poema, sentido y honesto.
Ojalá todos pudiésemos sentir siempre ese amor que describes sin tener que esperar a cruzar la puerta…
Saludos.