viernes, 8 de octubre de 2010

No más lágrimas.


Hoy el viento tu nombre a mi traerá y el mío a ti llevará...

hoy no danzarán más las flores, sólo lo harán nuestros corazones...

Dices que ya no hay nada que celebrar... ¿y qué hay de nuestra felicidad?

Celebrémosla, hagamos un festejo... que bien sabes que por nadie yo te dejo...

Sé muy bien que el camino bajo tus pies es arduo... pero contigo 
lo andaré, ven toma mi mano...

que yo iré delante de tus pasos, yo eliminaré todas esas hiedras y venenos...


Hoy no derrames ya tus lágrimas que no caben en mis manos más...

ven, yo las secaré... pues tú sabes que no hay nadie que más amor te dé...

permíteme, yo las beberé para así saber qué te causa tanto padecer,

para así sentir lo que atormenta a tu ser... ¡Princesa, yo te cuidaré...!

Pero ya no llores más, mi Amor... ¿qué nos ves que matas mi corazón...?


Hoy a tus labios acallados, ya cerrados... con un beso tierno, con roces serenos

yo les he de dar la cura... borraremos toda esa amargura...


Hoy ya no escucharás más soledad,

no habrá más batallas que lidiar...

ven a mis brazos, sólo déjate amar

que a mí no me pierdes ni aquí ni en el final...



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Palabras dormidas.
No. de registro: 03-2011-121611360400-14.
Todos los derechos reservados.

0 comentarios: