lunes, 11 de octubre de 2010

Hoy eres tan real.


Hoy yo no diré
que un lucero te daré,
por ser algo ya trillado,
mejor un velero construiré
para navegar en él
por los mares de tu piel;
no mencionaré
que eres el sol
de cada una de mis noches
porque no hay un solo día
en que tú no lo escuches;
no compararé
tus lindos ojos
con estrellas infinitas,
pues aunque ellas son bonitas
tus ojos las hacen menos;
hoy yo no diré
que eres princesa encantada
porque ellas sólo existen
en bellos cuentos de hadas
y tú hoy eres tan real
como el aire en mis mañanas,
es por eso que yo sólo diré:
"Te amo como nunca imaginé".


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos.
No. de registro: 03-2011-020810375700-01
Todos los derechos reservados.

2 comentarios:

J.ORS,H. dijo...

En ocasiones lo sencillo, sin adornos ni exaltaciones, lo directo, sin recodos ni rodeos, es lo más valioso, lo más sincero, y lo mejor acogido… aunque eso sí, difícil no acompañarlo con algún alago añadido ;.)
Estuvo bueno, y al final se detecta sensatez.
Un abrazo.

Nuria Madrigal dijo...

Hermosamente sencillo, esa forma de querer con la ifinita imaginación de un alma enamorada
Abrazos.