miércoles, 27 de octubre de 2010

En un bar.



Tumbado en un bar,
en mi mano una botella,
un vaso lleno en la otra,
inundado en alcohol,
todo huele a ti,
todo tiene tu sabor...
Una copa y otra más,
¿por qué diablos no te vas?
Sigues grabada a fuego
en la memoria de mi tiempo.
¡Apágate, aléjate, vete...!
Ya no quiero tu recuerdo,
no quiero el susurro de tu cuerpo.
Cometí un error, un error fatal
y todo por confiar
en esa sonrisa angelical.
No te deseo nada, ni bueno, ni malo,
no me importan tus pecados.
Hagamos de cuenta que no existimos,
que jamás en la vida nos enamoramos.
Hoy he de decir adiós.
Sabemos que es lo mejor...


© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos.
No. de registro: 03-2011-020810375700-01
Todos los derechos reservados.

2 comentarios:

Andrea Mancini dijo...

hoy he de decir adiós, sabemos que es lo mejor u.u

Gracias por escribir tan bello.

Mi reconocimiento a tus poemas.

Saludos Marco.

Klauz dijo...

Excelente poema, recuerdos inundan mi pensamiento, no es imposible pero ojala fuera fácil arrancar el recuerdo de un ser tan amado U_U.