sábado, 9 de octubre de 2010

El juego del amor (virtual).



La esencia de tu ser
en mis ojos se marchitó,
entre mis manos se escapó,
como tratando de contener
aire en una red…
Mariposa, volaste lejos, muy lejos
en un torbellino de mar hambriento,
de inocencia, de vejez…
Siempre lo supimos, ¿no es cierto?,
que todo lo que hubo entre los dos
fue sólo un juego sin ningún ganador…
Y ahora que ha terminado,
ha llegado el momento
de partir, de dejar todo atrás,
tener un nuevo comienzo
y empezar una vez más a “jugar”…



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos.
No. de registro: 03-2011-020810375700-01
Todos los derechos reservados.

2 comentarios:

Conny dijo...

Es un poema muy triste,
las palabras tan hermosas
de despedida para un amor,
hacen que el corazon llore de dolor.
Un beso

trotamundos. dijo...

es raro pero creo que el amor no nesecita del cuerpo para hacerse precente. un fuerte abrazo amigo.