jueves, 23 de septiembre de 2010

Eres todo para mí.


El sendero de mi vida

por tus manos es trazado;

el aliento de mis años

exhalado en tu boca.

Las hojas de mis otoños

por tu cuerpo se deslizan

y en tus labios la brisa

que perfuma mis veranos.

De todas mis primaveras

tú eres la flor más bella,

cada una de mis auroras

la luna y las estrellas.

En mis días de invierno

tus ojos le dan al cielo

su más hermoso color

y  mis noches peregrinas

anidan en tu figura.

Tu sonrisa engalana

a mis blancas alboradas,

el sol de cada mañana

en tu pelo amalgama,

celoso de no poder

ser tan bello como él,

pues tú eres maravilla

y un mar de alegrías,

realidad de fantasías,

de mis anhelos la arcilla.

Tu nombre es sinónimo

de  belleza y hechizo,

tu mirada es el camino

más cercano al paraíso.

Tú eres mi bendición,

de mi vida la razón;

eres todo para mí,

mi principio y mi fin.



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos.
No. de registro: 03-2011-020810375700-01
Todos los derechos reservados.

1 comentarios:

J.ORS,H. dijo...

Un autentico placer recrearse en tan bellos versos
...y mis noches peregrinas
anidan en tu figura,...
realmente una delicia.
Saludos.