sábado, 25 de septiembre de 2010

Anoche.



Anoche la miré,
anoche la deseé,
anoche fui feliz
al oírla sonreír;

anoche descubrí
mi razón de existir,
anoche encontré
a la más bella mujer.

Anoche me perdí
en los poros de su piel,
de sus labios tomé
profundo carmesí,

mis sentidos extasié
con sus besos sabor miel;
entonces comprendí
que ella es mi porvenir...



© Marco A. Ramírez A.
De mi obra: Escritos, poemas y versos.
No. de registro: 03-2011-020810375700-01
Todos los derechos reservados.

0 comentarios: